Osteopatía para embarazadas

Muchas mujeres se preguntan si se puede ir al osteópata cuando se está embarazada. La respuesta es sí, pero siempre a una clínica especializada en osteopatía gestacional.

En nuestra clínica de osteopatía llevamos muchos años tratando a mamás y bebés con técnicas exclusivas de osteopatía para embarazadas, post parto y osteopatía para bebés.

¿De qué se trata la osteopatía gestacional?

El embarazo es una etapa en la que la mujer sufre muchos cambios emocionales y físicos. El cuerpo se modifica y se generan dolores en las piernas y diversas partes de la espalda, sobre todo, ciática y lumbago. También, problemas digestivos como náuseas o estreñimiento, además de migrañas, estrés, entre otros.

De forma muy resumida, el motivo de todo esto es un aumento del útero y, por tanto, una modificación de las curvas fisiológicas y pelvis que afecta a la columna vertebral. La osteopatía gestacional ayuda a paliar todos estos dolores y patologías que van apareciendo a un nivel muscular, visceral y craneal.

A su vez, la osteopatía puede formar parte de preparación para el parto. El tratamiento osteopático gestacional aplica técnicas para mejorar la movilidad y flexibilización del suelo pélvico y sacro, previene el riesgo de parto pretérmino y contracciones prematuras.

Beneficios de la osteopatía durante el embarazo

La osteopatía durante la época de embarazo tiene muchos beneficios como ya hemos nombrado anteriormente:

  • Prepara el cuerpo para la subida de peso desde el primer trimestre de embarazo.
  • Equilibra el funcionamiento de ciertos órganos que se van desplazando por el aumento del útero.
  • Disminuye los dolores de cabeza por la tensión y estrés reflejados en los músculos.
  • Reduce la sensación de vómito y estreñimiento debido a tratamiento osteopáticos directo a reducir las tensiones en el diafragma o zona intra-abdominal.
  • Garantiza el equilibrio a nivel estructural garantizando que el bebé tenga espacio para encajarse en la forma adecuada a la hora del parto. Por ejemplo, reduce el riesgo de que el feto venga de nalgas.

En general, ayuda a mantener músculos, huesos, articulaciones en su sitio, evitando pinzamientos y contracturas, desniveles en el cuerpo por aumento de peso y tamaño. Y, en suma, prepara el cuerpo para el parto para que sea de la forma más natural posible y tanto la madre como el bebé sufran menos durante la gestación y en el momento de dar a luz.

Los beneficios de la osteopatía gestacional son numerosos y es recomendable en el embarazo. En ningún momento puede afectar de manera negativa a salud de la madre, ni del bebé.

Estamos cerca

Nuestro Centro de Osteopatía se encuentra en Sedaví, a un paso de Valencia.