Dorsalgia

La dorsalgia incluye un conjunto de dolores localizados entre los omoplatos, en la zona de la columna dorsal.

La dorsalgia generalmente aparece después de permanecer en posturas inadecuadas durante un tiempo prolongado. El dolor puede ser muy intenso y aparece en la zona torácica y lumbar, en muchos casos es consecuencia de una contractura. En Osteopatía empleamos técnicas manuales para reducir este dolor de espalda y, a su vez, aumentar el movimiento en las articulaciones y aliviar la tensión muscular.

¿Por qué se produce la dorsalgia?

La dorsalgia suele estar relacionada con el estilo de vida de la persona. Por ejemplo, suelen sufrirla aquellas personas que tienen trabajos sedentarios donde pasan varias horas sentados en la oficina. De la misma forma ocurre en casos de personas con sobrepeso, donde además el problema se agrava si carecen de una musculatura potente.

Asimismo, las personas que no tienen la espalda tonificada y las mujeres embarazadas también son más propensas a sufrir dorsalgia. Incluso, el estrés también es una de las causas que puede desencadenar la dorsalgia, ya que la espalda es bastante sensible a la tensión muscular.

Si la dorsalgia no se trata, la presión constante ejercida sobre el disco intervertebral, ocasionará a largo plazo la aparición de hernias discales, fisuras o protrusiones.

La partes de la zona dorsal

La zona dorsal se puede dividir en tres partes:

  • La parte superior de la espalda que está unida a los músculos de las cervicales mediante la lordosis cervical. Las lesiones es esta zona pueden ocasionar o empeorar la dorsalgia. Del mismo modo, si la cabeza se mantiene bajo una mala postura, pues afectará a la columna vertebral y se convertirá en un perjuicio para la dorsalgia.
  • La zona media donde se encuentran los omoplatos. Las principales circunstancias que afectan a esta parte son debidas a las disfunciones de las articulaciones entre la cabeza, las costillas y el tronco vertebral.
  • Y, finalmente, la zona inferior situada en la parte baja de la espalda que toca con la zona lumbar, aunque no debe confundirse con una lumbalgia.

En proporción, las mujeres sufren más que los hombres de dorsalgia, como consecuencia del ciclo menstrual, la menopausia o el embarazo.

Las dorsales albergan órganos muy importantes para el funcionamiento del cuerpo como los pulmones o el corazón, por ello, es importante tener especial atención cuando sentimos dolor en esta parte del cuerpo.

¿Cómo tratamos la Dorsalgia?

La osteopatía es un tratamiento holístico para el dolor de espalda y otros problemas articulares. En Osteopatía Pilar Pérez empleamos la manipulación espinal, masajes, liberación miofascial y otras terapias musculares y articulares para aliviar las causas de la dorsalgia. También proporcionamos una serie de recomendaciones sobre la postura, estiramientos y otras actividades.

Mereces sentirte bien, pide cita con nosotros para que nuestros osteópatas realicen una evaluación y diagnóstico personalizado para tu caso. Nuestra gran experiencia y resultados nos avalan en la solución a los dolores de espalda.

Estamos cerca

Nuestro Centro de Osteopatía se encuentra en Sedaví, a un paso de Valencia.