Contractura muscular y su tratamiento

Una contractura muscular es cuando se produce una contracción del músculo y sus fibras

Provoca alteraciones en el funcionamiento habitual, dolores o molestias.

Las contracturas o espasmos musculares son muy comunes y casi todas las personas sufren de alguna contractura por movimientos bruscos, repetitivos, estrés, deshidratación, es un problema muy común y de fácil solución con los tratamientos Osteopáticos.

¿Por qué se produce una contractura muscular?

Las causas de una contractura muscular son muy variadas y pueden darse en cualquier persona. Se suele pensar que una deportista es más propenso a sufrir contracciones musculares por someter sus músculos a un mayor esfuerzo, pero está igual de expuesta cualquier otra persona indiferentemente de cual su profesión o edad. Para hablar del origen de las contracturas es conveniente clasificarlas:

Contracturas posturales:  la de trapecio, la más reconocida

Este tipo de contracturas surgen de manera progresiva y lenta al mantener el músculo en un estado continuo de tensión debido a malas posturas o gestos mal hechos de forma repetida. Por ejemplo, dentro de esta categoría estarían las contracturas de trapecio, muy típicas en personas con mucho estrés. También en los extensores de la nuca por trabajar con la cabeza en continua flexión o el uso de las tablets y los móviles que nos obliga a mirar hacia abajo, muchas horas de estudio en adolescentes y niños, entre otras.

Contracturas postraumáticas o defensivas

Son las que se producen después de un impacto. Cuando nos damos un golpe fuerte el cerebro activa la musculatura adyacente (se produce una contracción) para proteger las estructuras más sensibles, son contracturas de carácter rígido y de dolor intenso. Un golpe en las costillas, en un hombro, en la espalda o en las cervicales, o en cualquiera de nuestros miembros, puede generar una contractura.

Contracturas por hipotonía

Las contracturas por hipotonía se producen cuando un músculo está débil por alguna causa, al pedirle un esfuerzo se produce un espasmo para evitar que sus fibras se rompan causando así la contracción. La debilitación de un músculo puede darse por diversas causas: un reflejo visceral, un bloqueo estructural, o en caso de los deportistas intentar cargar a un músculo con demasiado esfuerzo sin que esté lo suficientemente preparado.

Contracturas por deshidratación

Cuando el cuerpo sufre una deshidratación tras una ingesta excesiva de alcohol se produce una contractura en el esternocleidomastoideo. Pueden darse episodios de tortícolis en este músculo por deshidratación y acúmulo de toxinas que generan gran dolor e inmovilidad, así como mareos y dolor de cabeza.

Otros motivos por los que se origina una contractura:

También se puede producir un espasmo muscular tanto en el cuello como en las lumbares al pasar de una zona calurosa a un sitio demasiado frío, ya que el cuerpo tiene los poros abiertos para refrescarse y el exceso de aire frío penetra en nuestro cuerpo enfriándolo en demasía provocando una contracción.

¿Cómo curar contracturas musculares?

Cuando se genera una contractura una de las cosas que suceden es un aumento de la tensión del músculo o aumento del tono muscular, por consiguiente, se produce un acortamiento de las fibras. Esto genera dolor en la zona, así que el paciente lo primero que busca al acudir a nuestro Centro de Osteopatía es: aliviar el dolor. Sin embargo, como terapeutas nuestro deber es averiguar cómo se ha producido ese aumento de tensión muscular para hallar una mejor solución. Por tanto, es lo primero que averiguamos. Luego, mediante la manipulación desbloqueamos la zona para aliviar todo tipo de tensión.

Si es necesario se indicarán estiramientos y ejercicios, incluso reposo o el uso de elementos que den calor para curar la zona y remitir el dolor. Una contractura que se no se trata a tiempo puede generar un gran molestia y problemas más graves, sobre todo en zonas como la espalda o las piernas.

Estamos cerca

Nuestro Centro de Osteopatía se encuentra en Sedaví, a un paso de Valencia.