El desgarro muscular o tirón

El desgarro muscular o roturas fibrilares es una lesión del tejido muscular.

También llamado tirón muscular, el tendón o músculo se tensa demasiado y se rompe.

Pueden haber desgarros en las piernas – es muy común el desgarro muscular de gemelos (pantorrilla) o en el muslo –  o en la espalda. En nuestra clínica de Osteopatía en Valencia, consideramos que es una de las lesiones comunes en deportistas y  que se podría prevenir con un mayor conocimiento y escucha del cuerpo.

¿Por qué se produce los desgarros y/o roturas musculares?

Los desgarros o tirones causan dolores de piernas debido a que se produce roturas musculares de las fibras, que va acompañada de la rotura de los vasos sanguíneos que recorren el músculo. Esta secuencia provoca una hemorragia y un dolor que puede ir de leve a intenso.

En muchos casos, el desgarro tiene como componente anterior una contractura. Un sobresfuerzo del músculo  o un movimiento rápido. Es una lesión deportiva común en caso de los corredores al salir de la meta con gran potencia. El músculo no puede estirarse lo suficiente y acaba rompiendo sus fibras.

Existen otros motivos por los que se provoca un tirón muscular, como un accidente o un movimiento brusco. El efecto es el mismo, se produce un desgarro que suele causar un dolor intenso.

¿Cómo tratamos un tirón o desgarro muscular?

Cuando se producen desgarros o tirones en los músculos, lo primero que hay que hacer es mantener el músculo unos días en reposo, pues si lo fuerzas puede calcificar la rotura impidiendo que las fibras se unan correctamente. Lo segundo, es poner frío en la zona para evitar en lo posible la hemorragia. Y, por último, para que la recuperación sea más rápida y no queden secuelas, acudir a que un profesional te trate.

En resumen:

  • Hacer reposo para evitar la calcificación.
  • Poner frío desde el primer momento.
  • Acudir a una clínica de Osteopatía para recibir tratamiento.

En Osteopatía Pilar, asistimos a muchas personas con este tipo de lesión en las piernas. Al tocar el músculo y hablar con el paciente, descubrimos muchas veces que se podría haber evitado si al notar un leve dolor hubieran sido tratados. Cuando aparece el primer dolor de piernas o dolor de espalda, la mayoría de veces, es solo una contractura al inicio. El problema grave sucede cuando lo dejamos pasar.

El tratamiento depende de la inflamación de la zona, pero una vez esta va disminuyendo se realizan contracciones y estiramientos de diferentes tipos e intensidad para recuperar el movimiento.

Estamos cerca

Nuestro Centro de Osteopatía se encuentra en Sedaví, a un paso de Valencia.